RECOMENDACIONES PARA COMPRAR UN PERRO



CONSIDERACIONES GENERALES ANTES DE ADQUIRIR UN CACHORRO


Como es bien sabido, las mascotas en general requieren dedicarles muchas atenciones y tiempo, es por eso que antes de hacerse de un cachorro debe pensar muy bien en estas consideraciones básicas:

• Escoger muy bien la raza que se adecua a sus gustos y necesidades
• Ese cachorro vivirá por muchos años
• Es muy probable que dañe el inmobiliario de su casa, tanto en interiores como en exteriores, simplemente porque es cachorro y le gusta explorar el mundo mordiendo
• Tomar muy en cuenta que deberá destinar una parte importante de su presupuesto para la manutención del nuevo cachorro, como por ejemplo: alimento diario, vacunas, accesorios, casa, tapete, juguetes, visitas preventivas al veterinario y gastos eventuales por padecimientos que llegara a sufrir
• Disponer de tiempo para dárselo al nuevo integrante de la familia
• Amaestrarlo de una manera adecuada para que sea un perro equilibrado en todos los sentidos
• Leer mucho sobre los cuidados específicos que cada raza tiene, lo cual incluye el cuidado del pelo, la limpieza de dientes y oídos, el corte de uñas, por mencionar unos de tantos
• Buscar más consideraciones que le sean de utilidad y que no hemos puesto aquí por razones de espacio y tiempo


PUNTOS IMPORTANTES AL ADQUIRIR UN CACHORRO

Una vez que ha decidido adquirir un cachorrito y ya sabe qué raza es la que le interesa tener, anotamos las recomendaciones generales siguientes:

• Buscar un criadero o criador serio, de preferencia que tenga buenas referencias, o por lo menos que no tenga antecedentes negativos
• Platicar con el criador antes de la adquisición del cachorro, sobre los pros y contras de la raza que usted ya eligió, un criador serio siempre la hablará con honestidad
• Preguntarle sobre los cuidados que debe tener al llevarlo a casa por primera vez y compararlo con lo que usted ya había leído previamente, si le queda alguna duda, coméntela con el criador
• Cuando compre un cachorro verifique muy bien que no tenga escurrimiento nasal ni lagañas, por el contrario, revise que ya tenga dientes y que la mordida sea de tijera; en el caso de los machos, que se le sientan los dos testículos en el escroto; no le dé pena revisar al cachorro, recuerde que será parte de su vida por muchos años.
• Antes de pagar por el cachorro, platicar con el criador sobre las posibles eventualidades que surjan antes de la primera semana de que se lo lleve a casa, esto es porque después de ese tiempo, si surgen signos de enfermedad, posiblemente sean adquiridos fuera del criadero
• Llevar con su médico Veterinario de confianza al nuevo cachorrito para que sea revisado y valorado médicamente, se sugiere hacerlo a los dos días como máximo, después de haberlo adquirido
• De preferencia deben firmar un Acuerdo de Compra entre el criador que lo vende y usted como comprador, en donde se estipulen puntos relevantes, como por ejemplo: A) si hay o no garantía de vida y/o salud, y en caso de que haya, de cuánto tiempo y en qué condiciones sería ésta, B) saber si los padres son libres o no de enfermedades hereditarias (como Displasia de cadera, por ejemplo), C) si se está ofreciendo un perro mascota o apto para competir en exposiciones caninas (ojo, no es lo mismo que le digan que es calidad de exposición, a que aseguren que ganará en las exposiciones caninas), D) establecer los mecanismos de pago y finiquito, entre otras cosas. Estos son sólo algunos ejemplos de lo que podría estipular ese Acuerdo de Compra, así que les recomendamos tomar todas las medidas pertinentes al hacer la adquisición de su cachorro.
• Es muy importante exigir el documento de registro del cachorro, el cual puede ser Pedigrí, Certificado de Pureza Racial (CPR), Certificado de Registro Inicial (CRI) o Certificado Genealógico (CG), para este caso, debe comprobar que el cachorro tenga tatuado en la ingle el número de registro, mismo que debe coincidir con el que aparece en la esquina superior derecha de cada documento y, de ser posible, comprobar (con un escáner) que cuenta con el microchip correspondiente.
• En caso de que tenga duda sobre si un cachorro está o no registrado, lo que puede hacer es consultar en la Federación Canófila Mexicana (FCM) al 01-55-56559330 si existe ese registro y todo está en orden; en caso de que dude si el criadero o criador que le puede vender un perro es o no socio de la FCM, puede llamar al mismo número telefónico; o bien, para ambos casos puede escribirnos a info@fcm.org.mx

COMENTARIOS GENERALES

Es muy importante que siempre tenga en cuenta los siguientes puntos:

• El decir pedigrí no significa que tiene cualquier registro; esto es, le pueden argumentar que el perro que quiere comprar tiene pedigrí, pero en realidad lo que posee es un CPR, por lo tanto, siempre debe cerciorarse del tipo de registro que tiene el cachorro.
• El pedigrí NO GARANTIZA la calidad de un ejemplar, ya que es sólo un documento oficial en donde se asientan los datos del cachorro y sus antecesores hasta la tercera o cuarta generación. El valor del ejemplar se da por la mayor información que presente en ese registro, como por ejemplo los títulos de campeón, las pruebas de libertad de enfermedades hereditarias, las pruebas de obediencia o trabajo aprobadas, etc.
• Cuando le digan que el cachorro tiene “PAPELES”, verifique que esos sean documentos oficiales, como los ya mencionados: Pedigrí, CPR, CRI o CG, porque se ha dado el caso de charlatanes que tratan de engañar diciendo “papeles” y lo único que entregan son los carnets de vacunación que dan en las clínicas veterinarias, no en la FCM.
• Procure hacer el cambio de propietario del registro de su nuevo cachorro lo más pronto posible, ya que esto le sirve como comprobante oficial de propiedad del ejemplar, además de que se evita muchos problemas en caso de que se le llegue a extraviar el documento sin haberlo transferido.
• En caso de que esté adquiriendo un cachorro por reposición de un perro que se le haya muerto, debe desinfectar completamente la casa, sobre todo si la muerte se dio por enfermedad infecciosa o se detectó la presencia de agentes infecciosos (virus, bacterias, hongos). Consulte con su veterinario todas estas posibilidades.
• Asegúrese de tener todo listo en casa, antes de la llegada del nuevo ejemplar; es decir, casita o lugar para dormir, platos, alimento, correa, collar, cepillo para el pelo, juguetes, etc.